BATALLA

En los escenarios donde haya enemigos, éstos serán visibles. Podremos, pues, escoger si queremos enfrentarnos a ellos o, por el contrario, esquivarlos. Los enemigos tienen un rango de visión, y nos atacarán si nos ven. Por regla general, cuando más rápido se mueva el enemigo, menor será su rango de visión, y viceversa. Si nos detecta, aparecerá una exclamación sobre él. Si nos alcanza, empezará el combate.

En una batalla, tendremos los enemigos a la izquierda, y a nuestros personajes a la derecha. Atacarán de forma sucesiva en función de su AGILIDAD.

Los puntos de Magia se mantienen entre combate y combate. Se pueden restablecer con objetos, habilidades, tras subir de nivel o hablando con una hada.

Los puntos de Técnica se pierden entre combates. En cada combate, cada personaje empezará con una cantidad de puntos aleatoria, entre 1 y 25. Se ganan puntos por atacar, utilizar magia, defender o recibir daño.

Si en el menú inicial escogemos MAGIA o ESPECIAL, tendremos lo siguiente:

Una vez seleccionada la acción, la ejecutaremos sobre los enemigos o sobre nuestros personajes, dependiendo del caso.

Cuando finalicemos un combate, recibiremos experiencia por cada enemigo derrotado, oro, y posiblemente también objetos. Si subimos de nivel, recuperaremos toda la vitalidad y los puntos de magia, y podremos aprender también nuevas habilidades.